Cláusulas suelo, reclamaciones banca y preferentes

Gestionamos la eliminación de cláusulas suelo en hipotecas, juntas reclamaciones banca y reclamaciones preferentes

Reclamación de nulidad de las cláusulas suelo que puedan ser abusivas con petición de suspensión de la aplicación de la cláusula hasta sentencia.

Solicitud de devolución de los intereses pagados de más por existencia de la cláusula suelo, incrementados en el interés legal del dinero desde que se hizo cada cobro indebido.

Solicitud al juez de la nulidad del contrato de adquisición de participaciones preferentes o deuda subordinada por vicio en el consentimiento con la devolución en efectivo del dinero entregado.

Subsidiariamente solicitamos la resolución del contrato por incumplimiento del mismo, con la solicitud de daños y perjuicios.

Las participaciones preferentes, respondían a esta necesidad de emitir productos que pudiesen absorber pérdidas.

Desde nuestra práctica y actividad profesional, hemos visto historias que hablan de mala comercialización de un producto financiero, pero que sobre todo hablan de un drama social.

Como profesionales, no nos conformamos con atender a los clientes que acuden para trasladarnos los difíciles momentos que están viviendo, queremos aprovechar la oportunidad que nos brinda Internet para trasladar parte de lo que hemos aprendido en nuestra andadura judicial para ayudarte a que inicies los procedimientos previos de reclamación ante el servicio de atención al cliente de tu entidad financiera, así como la CNMV.

Gestión de eliminación clausula suelo de su hipoteca.

Claves de la negociación:
La cláusula suelo genera importantes beneficios a los bancos, más cuando los márgenes, lo que ganan por los intereses están muy deteriorados, debemos ir con la certeza de que se van a oponer a nuestra reclamación, y por ello recomendamos llevar una postura muy firme y documentada para conseguir nuestro propósito:

1. Utilizar las sentencias ya conseguidas: 

Un excelente punto de arranque a la hora de sentarnos con el director de nuestra oficina es argumentar la eliminación de esta cláusula apoyándonos en las sentencias a favor ya conseguidas.

No sólo la sentencia del Tribunal Supremo, existen múltiples (Ausbanc por ejemplo ya suma 70) y por lo tanto es más que probable que encuentres ya pronunciamientos que afecten a tu propio banco.

Argumenta con ellos para pedir la eliminación de la cláusula, con el coste que podría suponer para la entidad.

2. Ir a los tribunales tiene coste y peligro: 

Ir a los Tribunales sigue siendo una opción minoritaria, hay muchos afectados pero pocas sentencias.

Una de las razones principales es su coste pero también la incertidumbre sobre el resultado, ya que aunque las menos, hay sentencias en contra.

Por ello, si podemos conseguir un resultado satisfactorio sin pasar por un juzgado será nuestra opción prioritaria pero utilizar la posibilidad de ejercer esta opción dará fuerza a la reclamación.

Si finalmente se opta por este camino podemos unirnos a demandas colectivas (con otros afectados), son más económicas buscando el mismo resultado.

3. Mejor en escritura, pero también con contrato privado: 

La cláusula suelo aparece en nuestra escritura, por lo que lo lógico es eliminarla realizando una escritura nueva pero esto genera unos costes (Notario, Impuestos de Actos Jurídicos Documentados) que generalmente intentan repercutir al cliente, al ser el que solicita el cambio.

Una solución, sin coste, es firmar un contrato privado entre el banco y el cliente por el que se modifica esta cláusula.

El banco aplica esta condición particular, no pagamos, pero no está exento de problemas.

Por ejemplo, si queremos vender nuestra casa y subrogamos (transmitimos) la hipoteca al nuevo comprador, lo haremos con las cláusulas suelo.

4. Evalúa económicamente lo que te ofrece el banco

Lo más probable es que la entidad financiera o se niegue a su eliminación o nos ofrezca una reducción parcial de la misma.

Si este es el caso, hagamos un cálculo de lo que ganamos (con respecto al “suelo” actual) y lo que perdemos (en este caso viendo la diferencia de lo que pagaríamos si no tuviéramos las cláusulas suelo) utilizando cualquier calculadora de hipotecas disponible en Internet.

Con ello podemos intentar renegociar para aumentar la reducción que nos ofrecen en una primera oferta.

5. Paso intermedio o paso final: 

Si aceptamos una reducción de nuestra cláusula suelo, puede ser un punto intermedio.

Es decir, la reducción no implica la eliminación de la cláusula suelo, y si esta posteriormente se declara nula, se eliminaría y por tanto se reduciría de nuevo lo que pagamos por nuestra hipoteca en momento como el actual con tipos de interés tan bajos.

En definitiva, con el horizonte de tipos bajos y el largo plazo de las hipotecas debemos negociar con las entidades financieras y usando todas las vías posibles la eliminación o bajada de esta cláusula, teniendo en cuenta los beneficios que podemos conseguir pero también el coste de una demanda judicial.

 

Déjanos tus datos y te informaremos.

Los campos marcados con * son obligatorios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *